La Secretaría de Estado bonapartismo

MIGUEL JOSÉ AZANZA Y ALEGRÍA. Duque de Santa Fe

28/03/1808 - 07/07/1808

 

Nació en Aoiz (Navarra) en 1746 y pasó a América a los diecisiete años, acompañando a su tío, José Martín de Alegría. Fue secretario del visitador José de Gálvez y con él recorrió la Nueva España y conoció muchos de sus grandes problemas. En 1771 ingresó como cadete en infantería, pero se separó pronto de la milicia para entrar en el servicio diplomático. Fue secretario de la embajada española en San Petersburgo y encargado de negocios en Berlín. En 1793 fue ministro de la Guerra, cargo que ostentó durante tres años, cuando existía beligerancia contra la Francia revolucionaria.

 

Cuando fue nombrado virrey de Nueva España, muchas personas lo tomaron como un discreto destierro porque Godoy quería deshacerse de él debido a las fuertes críticas que le hizo. Tomó posesión del cargo el 31 de mayo de 1798.

 

Este quincuagésimo cuarto virrey fue testigo de la conjura que se conoció como “la conspiración de los machetes”. En 1799, Pedro de la Portilla y una veintena de conjurados decidieron levantarse en armas para arrojar del país a los “gachupines”, como desdeñosamente se les decía a los peninsulares, para lo cual se apoderarían de la persona del virrey, cuyo puesto ocuparía Portilla. Proclamarían la independencia del país y declararían la guerra a España. En la segunda reunión que tuvieron, Francisco de Aguirre, pariente de Portilla, se alarmó ante lo que se tramaba y los denunció a las autoridades. Fueron aprehendidos todos y estuvieron en prisión muchos años sin que se ventilara su causa.

 

Azanza fue removido en 1800, y regresó a España. Fue partidario de la administración josefina, ocupando el puesto de ministro de Hacienda entre el 28 de marzo y el 7 de julio de 1808, y de Negocios Eclesiásticos entre 1809 y 1813, por lo que al ser derrotados los franceses en España tuvo que emigrar. Fue sentenciado a muerte en rebeldía y sus bienes confiscados.

 

Había recibido de José Bonaparte el título de duque de Santa Fe y la Orden del Toisón. Murió en Burdeos, el 20 de junio de 1826, en medio de la mayor pobreza.

FRANCISCO CABARRÚS. Conde de Cabarrús

07/07/1808-27/04/1810

Nació en Bayona (Francia) en 1752, hijo de un exportador que comerciaba con España. En 1771, se traslada a Zaragoza para trabajar en la casa del comerciante Antonio Gelavert, natural de Montpellier, con cuya hija Antonia se casa. Más tarde se instala en Madrid, donde funda una fábrica de jabones, iniciándose en el mundo de los negocios.

 

Bajo la protección de Campomanes y Foronda, ingresa en la Sociedad Económica Matritense, alcanzando rápidamente un gran prestigio y una considerable riqueza, que le llevan a realizar empréstitos al exhausto erario público, siendo también el padre de la idea de los vales reales.

 

En 1781 se naturaliza español y al año siguiente, ante la devaluación de los vales reales, pone en marcha la idea de crear un banco que por una parte haga frente a los vales y por otra merme la fuerza de la Compañía General de Comercio de los cinco gremios mayores, competidora directa en sus negocios. En 1782 se funda el Banco Nacional de San Carlos, del que es nombrado director. Al año siguiente recibe la designación como consejero de Hacienda, y propone la creación de la Compañía de Filipinas, para aumentar el comercio con Asia.

 

Gran impulsor de la liberación de mercados, publica sus teorías económicas en el “Elogio del conde de Gausa”. Se le concede el título de conde de Cabarrús, pero sus muchos enemigos consiguen que caiga en desgracia, y es cesado del Banco de San Carlos, acusado ante la Inquisición, como enciclopedista y malversador de fondos, por el ministro Lerena. Floridablanca se ve obligado a encarcelarlo en el castillo de Batres; allí permanece dos años, hasta que, en diciembre de 1792, es puesto en libertad, gracias a Aranda y a Godoy.

 

Godoy intentó nombrarlo embajador en París el año 1798, pero el Directorio se negó, por considerarle francés. Tras la caída del ministro Urquijo, en 1800, fue desterrado de la Corte, al igual que otros muchos ilustrados. Fue ministro de Finanzas con José Bonaparte desde el 7 de julio de 1808 hasta su fallecimiento el 27 de abril de 1810.

GONZALO O’FARRILL HERRERA, interino

07/08/1810-31/08/1810

 

Gonzalo O´Farrill, de linaje irlandés asentado en Cuba, vino al mundo en La Habana el 22 de enero de 1754. Su abuelo, Richard O’Farrill, era descendiente de una familia de gran linaje del condado de Longford, Irlanda, representante de los intereses esclavistas de Liverpool. Se educó en París, ingresando en la escuela militar de Sorèze.

 

Militar de carrera, participó en la reconquista de Menorca y en el frustrado sitio de Gibraltar. En 1790 estuvo destinado en Ceuta, como coronel. Actuó tres años más tarde en las campañas contra la República francesa al mando del Regimiento Navarra. Alcanzó el rango de teniente general en 1795, siendo designado para ocupar importantes puestos, como inspector general de infantería. También ejerció funciones diplomáticas, en calidad de ministro plenipotenciario en Prusia, en 1798.

 

Nombrado director general de Artillería en marzo de 1808, desempeñó el cargo de ministro de Guerra desde su nombramiento, realizado por el recién entronizado Fernando VII, el día 6 de abril de 1808 (inmediatamente después del Motín de Aranjuez que forzó la abdicación de Carlos IV) hasta el 7 de julio de ese mismo año, después del levantamiento patriótico del pueblo contra la invasión napoleónica. Seguidamente formó parte del Ejecutivo josefino, también como ministro de la Guerra, hasta el 27 de junio de 1813. Secretario de Estado interino durante la ausencia del titular, del 3 de agosto al 6 de noviembre de 1808; ministro de Indias interino durante la ausencia del titular entre los días 5 de abril y 4 de diciembre de 1810 y, finalmente, ministro de Marina interino durante casi un año, del 29 de julio de 1812 al 27 de junio de 1813.

 

El intruso rey José I le distinguió condecorándole con el Collar de caballero de la Orden del Toisón de Oro. Restaurado Fernando VII este nombramiento fue anulado. Su condición de afrancesado notorio le obligó a exiliarse tras la derrota de Bonaparte, y falleció en la capital del Sena el 19 de julio de 1831, siendo enterrado sus restos en el cementerio del Père Lachaise.

 

Se le incluye en esta lista de ministros de Hacienda, pese a haber ocupado el puesto con carácter interino, dado que estuvo al frente del Departamento durante casi todo un mes, concretamente, desde el día 7 al 31 de agosto de 1810.

FRANCISCO ANGULO

31/08/1810-27/06/1813

 

Desgraciadamente, se ignoran muchos de los datos de este personaje, pues gran parte de su expediente fue pasto de las llamas en el incendio habido en el archivo de Alcalá en 1939. Aunque algunos autores le suponen gallego, sin mucho fundamento, bien pudiera haber nacido en Valladolid, pues nos consta que era hermano de Manuel Angulo, académico de la Real de Matemáticas y Nobles Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, en cuyo currículum se dice que era vallisoletano.

 

Amplió estudios en la Real Academia de Minas de Freiberg (Sajonia), como oyente y, posteriormente, pasó a dirigir las Minas de Taucique, en el ducado de Saboya. Fue autor de un gran número de trabajos técnicos, la mayoría inéditos y, por desgracia, perdidos, como el “Tratado de las arenas auríferas y el modo de beneficiarlas en Brasil”, “Apuntes de Historia Natural”, “Explicación de algunos animales de las Américas”, etc. Condecorado con la Cruz pensionada de la Orden de Carlos III en 1772. En 1794 fue comisionado para visitar las Minas de Almadén, de cuya mina y academia fue nombrado director por Real Orden de 1 de abril de 1796.

 

Al advenimiento del rey intruso, José Bonaparte, se destacó colaborando con la Administración afrancesada. Asistió en 1808 a la Asamblea Constituyente de Bayona y fue nombrado director general de Minas. En 1809 se le designó consejero de Estado, y superintendente general de las Casas de Moneda del Reino. En 1810 actúa como comisario regio en Córdoba, y sucedió a Cabarrús y a O´Farrill en el Ministerio de Hacienda, desde el 31 de agosto de ese mismo año hasta el 27 de junio de 1813 ocupando coyunturalmente el puesto de ministro de la Gobernación durante la ausencia del titular desde el 7 de agosto al 10 de diciembre de 1810, siendo condecorado con la Gran Cruz de la Orden Real de España.

 

Completamente retirado de las actividades públicas al disolverse la Administración bonapartista en España, Francisco Angulo falleció en Madrid en 1815.

Please reload