Emblemática de la Hacienda Pública

Es un hecho comprobado que a lo largo de la historia los distintos organismos públicos, así como sus agentes, los funcionarios, han adoptado los símbolos de la Monarquía o de la Nación, de tal forma que se han convertido en signos de identidad institucional y corporativa. La Hacienda Pública no ha escapado a ésta costumbre. Acuñó símbolos, desde colores –como el azul- hasta banderas y escudos como elementos representativos propios de las competencias que el Departamento ha tenido encomendadas a lo largo del tiempo.